miércoles, 26 de octubre de 1988

Buscáme si me pierdo en el olvido de tu vida. Búscame si me quedo inmóvil al borde del camino. Buscáme si no cocino en tu fuego un filete de ternura. Búscame cuando me haya ido. Uno mira hacia atrás y todo tiene aspecto de fantasma. Uno mira hacia adelante, y todo tiene aspecto de fantasma. Por favor ¡Instálame en el ahora!. Cambiar es un proceso que me determinará como persona algún día, mientras tanto soy quien soy en mi propia linea, la que me marca en tu camino cada dia nuestros pasos en pos de ambos. Porque ahora sé lo que sé. Ahora siento lo que siento. Ahora soy lo que soy. Y ahora, justo ahora, te necesito cerca. E intemrrumpo el silencio porque aún cuando tengas la razón de lo que predecible que soy, no tiene que interponerse en mis actitudes para con vos. Estuve pensando irme lejos, muy muy lejos. Pero cuanto más lo pienso, más me acerco. Es sólo que no puedo decirte nada. Ven y dime todas esas cosas, invítame a sentarme junto a tí. Escucharé todos tus sueños en mi oído. Y déjame estrechar tus manos, y regalarte unas pocas de ilusiones. Ven y cuéntame una historia que me haga sentir bien. Que hoy te necesito, más que ayer...

6 silencios rotos.:

Anele dijo...

Jo, qué bonito.
Dejo de ver el peñazo romántico de la tele para no llorar y te leo ésto.
Jo, qué bonito.
;)

alex dijo...

Estas muy romántico tu. Eso es porque el amor te ha inundado el alma? no se, porque yo muchas veces estoy así sin necesidad de haber sentido el amor.

Un beso cariño

Javier dijo...

awww!

Menda. dijo...

Ains, cuanto romanticismo en tan pocas letras....¡Y que no nos falte nunca!

-Libertaria- dijo...

Cata.
Que romantico, es dificil encontrar hombres que escriban lo que sienten sin que se averguenczen... por que tú no lo haces o si?

Shiza dijo...

=)

Publicar un comentario